Proyecto B

Chile: Fundación Paternitas; Prevenir para no delinquir

junio 19, 2014

La Casa de Acogida Santa Rosa de la Esperanza, es uno de los programas de prevención de Paternitas. Es un sistema residencial de protección simple donde residen 33 niños y niñas hijos(as) de padres (madres) privados de libertad y/o en conflicto con la ley. La maycoría son hermanos entre sí y no tienen patologías psiquiátricas y con un Coeficiente intelectual de normal lento hacia arriba. Provienen de los tribunales de familia como Medida de Protección por vulneración grave de derechos.

Ingresan desde los 2 hasta los 12 años y pueden continuar según su situación socio – familiar y jurídica- desde 1998 es un centro colaborador del Sename y el tratamiento otorgado a los niños es integral, tanto en el aspecto bio-sicosocial -integración de todas las ciencias relacionadas con el ser humano- para lograr un desarrollo integral en la persona y espiritual (no como sentido religioso), sino como trascendencia del ser humano.

Para Fundación Paternitas es sumamente importante el vínculo familiar, es por esto que cada 15 días los niños asisten a la cárcel a ver a sus madres que se encuentran recluidas en el Centro Penitenciario Femenino (CPF).

Desde el año 2000, se incorporó por primera vez la neuropsiquiatría como aporte al diagnóstico y al tratamiento integral de estos menores. Gracias a este sistema, se ha detectado que el 87,9% de los niños y niñas de la Casa de Acogida presentan alteraciones como inmadurez neurológica, disfunción orgánico- cerebral, epilepsia generalizada primaria no convulsivas.

De esta manera y gracias a la exitosa metodología de trabajo, el 90% de los niños y niñas egresados de la Casa de Acogida están insertados adecuadamente en la sociedad. El éxito se debe a que podemos detectar, a temprana, edad las alternaciones neuropsiquiátricas de los niños, lo que incide en su aprendizaje escolar, en su relaciones sociales, en su manejo del control de impulsos entre otros, que de no ser tratados desde el punto de vista farmacológico psicosocial y sicopedagógicamente, tanto el niño como su familia y/o adulto responsable, podrían ser futuros desertores escolares con alta probabilidad de iniciar conductas delictivas y/o consumo de alcohol y drogas.

 

Principales logros

– Se han efectuado egresos exitosos logrando reinsertar a los niños en sus familias de manera de no institucionalizarlos y restituir su derecho a vivir en familia.

– Los niños tienen cubiertas sus necesidades básicas y se procura además formarlos integralmente.

– Los niños han tenido un mejor rendimiento escolar.

– Los niños que han ingresado, en general, se adaptan rápidamente al sistema normativo de esta Casa, lo que les permite socializarse de mejor manera y entender en el momento de su egreso, mejores herramientas para la vida.

– Buena integración de acercamiento familiar.

– Aumento de niños(as) con salida a sus hogares.

– Disminución del tiempo en internación.

– Cambios socio-conductuales importantes, que han permitido la integración de niños(as)en su familia, colegios y comunidad.

– Fortalecimiento de vínculo afectivo de los niños(as) con los adultos responsables y/o familiares y viceversa.

Prevenir para no delinquir | Fundación Paternitas.

Compartir por

Facebook Twitter LinkedIn